192 . 193 . .(( V I D E O )). Gusta a mayores y grandes, para camisetas, joyas, bolsas o zapatillas, incluso se aceptan en horquillas. Muy apetecibles son las zapatillas en edición limitada de las clásicas Chuck Taylor All Star que Converse ha hecho en colaboración con Johnny Knoxville para presentar la segunda parte de la película ‘Jackass: Number Two’. Para ilustrar la temeraria pose de Knoxville, las zapatillas llevan una calavera y unas muletas, en lugar del logotipo tradicional de las Converse..

Además, como saben, el bueno de Raúl y los incombustibles Los Radiadores siguen inmersos en la gestación de su próximo elepé, cuya edición está prevista para principios del ao que viene. En sus directos ya suenan algunas de sus nuevas creaciones. Lo hicieron, sin ir más lejos, en el concierto de la semana pasada en el 16 Toneladas, en el que compartieron escenario con Gatomidi y Perro Grande, y lo cierto es que, piezas como Sin dejar de sonreír (lucimiento incluido de un gran El Joven a la guitarra) hacen que nos mostremos optimistas de cara a lo que se nos viene encima..

HISTORIA23: ACTEON. Acteón (en griego antiguo Aktain) era, en la mitología griega, un célebre cazador iniciado en este arte por el centauro Quirón, también maestro de Aquiles. Hijo de Aristeo y Autónoe en Beocia, sufrió la ira de Artemisa (Diana, en el caso de la romanización de la leyenda, según, por ejemplo, la versión de Ovidio).

Imagen que, en un futuro, podría perjudicarlo. Así que si preguntas por el futuro de un difunto. En fin, la libertad de prensa permite comentarios como el tuyo, creo. Sé bien lo que sentía entonces confiesa ahora, la verdad es que nunca me sentí celosa. Estaba muy segura de Paco, y no soy una mujer orgullosa o posesiva para no pasar por alto unas infidelidades embargo, María reconoce que hubo una vez en la que se sintió muy amenazada, cuando una joven de provincias quiso directamente sustituirla en la vida de Paco, y entonces Espaa reaccionó con agresividad y llamó al padre de la poeta para que pasara a recogerla. Sido la única vez que me he mostrado violenta.

Quien ha escrito esta cr sobre Jairo Varela y el Grupo Niche no es el individuo alegre y festivo, que se ha divertido con su m sino el hombre triste, que lamenta su muerte. En conclusi aqu no hay ni sombra de la nota que siempre imagin y quise escribir sobre un m que, con su estilo, me hizo apreciar la salsa desde otra perspectiva y le regal a los colombianos un cuarto de los que conforman la discoteca salsera nacional. Por eso considero que resulta acertada la postura del diario El Pa que sostiene que bajo la conducci de Varela el grupo niche se convirti en m exponente de la salsa nacional (ver cuadro No 1 al final).

Leave a comment