Algunos de ellos, sin m decencia, armaron un macabro espect para la prensa extranjera que detuvo, en plena calle, el cortejo f de uno de los fallecidos en el accidente. La r y en respuesta del pueblo oblig a la Polic Nacional Revolucionaria a extraerlos del lugar. Generosamente, no se les instruyeron cargos y regresaron a sus casas pocas horas despu Pero lo m interesante de la desproporcionada cobertura de prensa internacional a los hechos acaecidos, es que pocos se preguntan qu hac en nuestra isla los dos pol europeos lesionados..

No hay forma. Por más que pregunto en los foros ningún nuestro me contesta por qué siguen erre que erre despotricando contra los sufridos contribuyentes. Por cierto: hay unas fotos circulando por la red (que no creo que publiquen porque pillarían a la Casa Real en otra mentira, y ya son muchas de la reinona Ortíz de shopping en una de las muchas tiendas low cost, de rebajas, quiero decir, que hay en Miami Beach, por eso se han dado prisa en sacar las fotos de la chica disfrazada de pordiosera, con su teleeco al lado (vestido para la ocasión) pero que fueron hechas un mes antes.

Conquistando el MulhacénTras algunas semanas de preparaci el pasado fin de semana emprend lo que para m era un doble combo: pasar unos d de vacaciones, y, al mismo tiempo, superar un reto personal. Partimos de Elche el jueves 16 por la ma A medio d paramos a comer en un lugar llamado Venta Quemada, donde disfrutamos de una espectacular parrillada de carne. Varias horas depu tras superar un infierno de carreteras de monta llegamos al lugar donde pasamos la noche previa a la aventura: Capileira..

Era un hombre fuerte y que medía 2.03, no le hubiera resultado demasiado difícil arrastrar los cuerpos y tirarlos al agua. Para cambiarse los nombres: Kareem Abdul Jabbar, Muhammad Ali, Metta World Peace, etc. En Espaa esto es casi imposible, un familiar mío intentó cambiarse los apellidos por motivos comerciales (convertir su apellido en el primero) y le dijeron que nanay.

Ya no habrá platós, entrevistas en prácticamente todos los programas de la cadena amiga, ni contratos de colaboradores encima de la mesa. Aquellos buenos tiempos han pasado a la historia. Y, de verdad, no sé si ahí deben de seguir.. Para empezar, se pregunta por qué en su pueblo, en lugar de llamarle a él, no le han ofrecido ese honor a su padre, que volvió a Espaa hace ya muchos aos después de haberse ganado la vida en Alemania como Gastarbeiter. “Mi padre fue solo cuatro aos a la escuela, creció en una casa sin electricidad ni agua caliente, cumplió 18 aos sin haber utilizado un cuarto de bao. Por eso, cuando le preguntaron en la oficina de reclutamiento alemana si sería interesante para él un trabajo en la Instalación de Aguas, respondió que la Instalación de Aguas era su pasión”, escribe en su artículo titulado ‘Amigos’..

Leave a comment