También conoceremos a otros personajes no tan famosos, pero cuya historia merece la pena ser contada. Y más cosas. Este blog está abierto a todos vosotros, para que aportéis datos sobre el paradero de sus protagonistas, para que contéis anécdotas o para que propongáis nombres..

Durante seis aos, los Celtics se clasificaron siempre para los play offs pero no lograron ningún título hasta 1956. Auerbach había ido consiguiendo grandes jugadores merced a su buen ojo en los drafts. Y con hombres como Bill Russel, Bill Sharman o John Havlicek, consiguió ganar nueve títulos en diez aos, ocho de ellos consecutivos (aún un récord en el deporte profesional americano) y seis de ellos ante los Lakers (ahí nació la mítica rivalidad).

El ao anterior, en 1947, el belga Raymond Impanis acabó sexto en el Tour, siendo uno de los favoritos. Al parecer, Impanis le echó la culpa de su rendimiento al negro de su maillot, que absorbía en mayor medida el sol y que le provocó sufrir de peor manera las altas temperaturas del julio francés. Así, al ao siguiente, los belgas estrenaron maillot..

Jonathan Krohn might know how to deliver a sermon. But he is not a political leader. He lacks the wisdom, the experience, the years on this earth to say anything of real significance about politics. Brian Clough conseguía con 43 aos lo que sólo había conseguido un entrenador antes que él: ganar la Liga inglesa con dos equipos diferentes. La siguiente temporada (78 79), no pudo repetir el título de Liga, pero consiguió un hito. Hizo al Nottingham Forest campeón de Europa, tras derrotar al Malm por 1 0 en la final.

(Tiene madre ó padre?) Seguramente será de plástico esta seora, que es tan bocazas y tiene tan poca sensibilidad. Ahhhhhhhhhhhhhhhhh,pero el tiempo no pasa en balde y recuerde:TODO CAMBIA Y NADA ES PARA SIEMPRE asi que cuidadín,cuidadín Una corrección pequeita pequeita. Cuando se implantó lo de los 67 aos, esta seora estaba en la oposición.

Un día se me ocurrió trasladar a un blog las historias de aquellos deportistas que vivieron la gloria y el éxito y que, de la noche a la maana, desaparecieron. Saber qué fue de ellos oculta muchas sorpresas. También conoceremos a otros personajes no tan famosos, pero cuya historia merece la pena ser contada.

Aquella Bogotá sórdida de los aos 30 y 40 a la que los románticos y nostálgicos tienden a esconder. Una ciudad agobiada por los primeros connatos de superpoblación. Con sus miserias subyacentes y sus gentes oscuras, metidas en inquilinatos y en casas decrépitas.

Leave a comment