Una cosa es un planteo proteccionista frente a recursos de suma necesidad y urgencia. Pero ni siquiera el gobierno plantea echar a nadie. No entiendo de qué se agarran para declarar la guerra por la pureza nacionalista. La propaganda. Es ahí donde el IS se diferencia de otros grupos islamistas, sobre todo del pasado reciente. El uso de redes sociales que odien occidente no implica que no puedan apropiarse de sus canales de comunicación de masas y el gusto por las modas digitales, caso de los selfies o las fotos de gatitos, son dos evidencias, como escribe David Barrancos, Analista internacional e investigador de THIBER, “de la presencia cada vez mayor de combatientes occidentales entre sus filas”..

O no tanto? Quizá no pero, qué padre habría pedido un permiso de paternidad en 1984? Ahora, sin embargo, no lo ven como ninguna rareza aunque todavía el 30% considere que sufriría cierta marginación en el trabajo. Hoy la madre sigue siendo la protagonista a la hora de cuidar al bebé, pero cuenta con un actor secundario de altura: el padre, que se encarga de baar a los nios (en el 27% de los casos) y les cambia los paales (el 18%). Es cierto que el grueso de la crianza (alimentación, cuidado general, educación, revisiones médicas) sigue siendo de la madre, pero el padre ya no es esa figura ausente que no está en el parque, no juega con su hijo, no se levanta a dar un biberón.

Secretas cu veces as lo determinara la NSA como organizacion nazi transnacional norteamericana, para los proyectos de guerras privadas. Organizaci nazi que utiliza para sus prop todo el espectro del aparato de Estado, como si se trataran de asuntos de la seguridad nacional. Actividad coordinada por empresas privadas que han superado las instancias de Estado tradicionales con sus ej de inteligencia privados, usurpando las diposiciones parlamentarias nacionales y violando todas las disposiciones judiciales internacionales.

Dicen que el amor todo lo puede, y en el caso de la pareja de Isabel Macedo y Juan Manuel Urtubey, el amor fue capaz de transformarles el estilo a ambos. Sin embargo, es en el caso del gobernador de Salta en quien se hizo más notorio el cambio. Sobre todo en Punta del Este.

R. No fue tal [como tampoco lo fue el apoyo de los catalanes al pretendiente Habsburgo durante la guerra de Sucesión]. Lo de Pau Claris fue una entrega a los franceses. La FIFA acertaría si hiciera obligatorio el pasillo en todos los encuentros y categorías: de prebenjamines a profesionales. De un equipo al otro primero, del otro a uno después, y de ambos al equipo arbitral. Porque unos nios crecidos con ese ejemplo tendrían unos referentes de deportividad que aplicar en su desarrollo y su formación, y porque seguramente unos nios educados en el respeto al rival tendrían más defensas para resistir a los mensajes violentos que les llegan desde la grada.

Leave a comment