I’d taken for granted that 12 weeks of leave is a standard benchmark, thanks to the Family and Medical Leave Act, which requires companies of a certain size to give employees that much unpaid leave in the event of childbirth or adoption. But I couldn’t explain how we arrived at that number. Surely it must be based on the recommendations of child development experts, or reflect the difficulty of caring for a three month old baby, or even take into consideration the physical recovery after childbirth..

Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas. Embajador de Estados Unidos en Chile, Mr. No soy ning experto en la zona ni en su historia (tampoco quienes llevan a pontificando desde los peri y las radios lo son, pero quiz yo sea m modesto), pero me atrever a hacer algunas reflexiones sobre el tema. La primera es que para mi est claro que este proceso es un ataque de las potencias europeas y USA para desmenuzar y saquear los restos de la URSS y rapi el de influencia actual de Rusia. La UE ya se ha hecho cargo del cotarro, imponiendo a golpe de consultora y presupuesto (como siempre) sus reglas del juego y de mercado hechas seg la conveniencia de Siemens, Thales y dem No hay duda de que no es dif financiando a los grupos oportunos, desestabilizar un pa y provocar, como se provoc all una situaci de violencia para justificar la intervenci Recuerdo la primera vez que vi al U en la tele, con sus armas relucientes, sus guantes de cuero y sus gafas Ray Ban.

Costa firma (ante notario) con Espaa. Maniobra fea de Felipao (que estaba claro que sabía de las preferencias de Costa) para salvar su culo por si Costa se sale en el mundial. Ahora más que nunca Brasil Espaa la final soada, pueden saltar chispas. Además, con Vélez logró una Copa Interamericana, una Recopa Sudamericana y una Supercopa Sudamericana. Con Argentina jugó 26 partidos. Con la selección olímpica jugó cuatro encuentros y ganó una medalla de plata en Atlanta 1996..

Y yo seguiré con mis vicios como siempre, incluida la contradicción de practicar deporte bastante en serio, porque soy así y nadie me va a cambiar por mucho que se empee. Lo bonito, que tenemos gracias a Suárez y Carrillo, por mucho que fumasen como carreteros, es que ambos tenemos derecho a decir lo que nos parezca, dentro de los límites del respeto debido al adversario en la batalla de la retórica. El respeto y la educación son la clave para que no hicieran falta leyes ni prohibiciones.

Leave a comment